• Cno De La Costa km 7,7, Ramallo.
  • contacto@mapliquid.com.ar
  • La mejor elección

../

INTA EEA PERGAMINO

ESTRATEGIAS DE NUTRICIÓN CON FOSFORO-AZUFRADA EN TRIGO: ALTERNATIVAS AL ENFOQUE TRADICIONAL

Ing. Agr. (Msc) Gustavo N. Ferraris
INTA EEA Pergamino.
Av Frondizi km 4,5 B2700WAA Pergamino
ferraris.gustavo@inta.gob.ar

INTRODUCCIÓN
El fósforo (P) es un nutriente esencial para los vegetales. La tendencia creciente en los rendimientos - que determina mayores niveles de extracción – junto a estrategias de producción de corto plazo, muchas veces en campos arrendados a terceros, ha provocado una permanente extracción dando como resultado los bajos niveles actuales, que se pueden determinar mediante análisis químicos en suelos pampeanos. La necesidad de cubrir los requerimientos de absorción del cultivo y recomponer una dotación satisfactoria en los suelos, ha llevado a implementar una doble estrategia. Por un lado se deben realizar planteos de reposición en el largo plazo, aplicando fuentes de bajo costo con una metodología simple i.e. aplicaciones en cobertura total, en una dosis que contempla los niveles de extracción realizados según la calidad del ambiente productivo. Pero a la vez, se debe suplementar a los cultivos en tiempo y forma, suministrando una cantidad de nutriente que el suelo no puede abastecer. Teniendo en cuenta que la disponibilidad de P es crítica en los primeros estadíos fenológicos, no sólo la dosis sino también la localización y forma química del fertilizante podrían resultar relevantes. Con el objetivo de cubrir estas necesidades de corto plazo, y aportar parcialmente a la reposición de P en el suelo en el largo plazo, han surgido en los últimos años fuentes plenamente solubles bajo una forma física –líquidos o microgranulados- y química –polifosfatos- novedosa para este elemento, cuya eficiencia requiere ser evaluada. El objetivo de esta investigación fue comparar los efectos de estrategias de fertilización fosforada que combinan la aplicación de líquidos y sólidos a la siembra del cultivo. Hipotetizamos que el fósforo es limitante en nuestros sistemas, y al aportarlos por medio de la fertilización, incrementa los rendimientos de trigo por medio de una mejora en el crecimiento, cobertura y número de granos y 2. Con este fin, es posible diagramar diferentes estrategias de nutrición, combinado fuentes y dosis de aplicación, donde las fuentes líquidas se transforman en una herramienta flexible y relevante. Palabras clave: Trigo, nutrición, nuevas formulaciones, eficiencia.

MATERIALES Y MÉTODOS
Se realizó un experimento de campo en la Escuela Agrotécnica Salesiana “Concepción Gutiérrez de Unzué” de la localidad de Ferré, General Arenales, Buenos Aires, sobre un suelo Serie Rojas, Argiudol típico, Clase I de alta productividad. El ensayo fue sembrado el día 10 de Julio, en Siembra directa, siendo la variedad Klein Zorro, cultivar caracterizado por un rendimiento y alta calidad. Tanto la fuente sólida como líquida fueron localizadas en línea, en íntimo contacto con las semillas. Para la aplicación en línea se montó sobre la sembradora una barra de aplicación con boquillas para chorreo de fertilizante, siendo este impulsado por CO2. La composición de los fertilizantes es para MAP (grado: 11-23-0; grado equivalente 11-52-0) y en el caso de MAPL (grado: 4,5-10-0-S 3,3; grado equivalente 4,5-23-0-S 3,3) densidad 1,28. El experimento fue conducido con un diseño en bloques completos al azar con siete tratamientos y cuatro repeticiones. La denominación de los mismos se presenta en la Tabla 1.


Se realizó un recuento de plantas emergidas 15 días después de emergencia, y la evaluación de biomasa acumulada en pleno macollaje (Z25). Entre Z41 y Z65 se cuantificó cobertura, NDVI por Green seeker, vigor, índice verde por Spad y altura de planta. La cosecha se realizó en forma manual, con trilla estacionaria de las muestras. Sobre una muestra de cosecha se evaluaron los componentes del rendimiento -número (NG) y peso (PG) de los granos-. Los resultados se analizaron mediante partición de varianza y análisis de correlación.

RESULTADOS

a) Condiciones ambientales de la campaña
A la siembra, el perfil se encontraba con un buen nivel de almacenaje, a causa de un ciclo húmedo durante la campaña anterior. Luego de una salida de invierno con moderadas precipitaciones, la primavera se tornó más seca. (Figura 1). Las precipitaciones fueron ajustadas, pero la reserva abundante. No se observó déficit de evapotranspiración durante todo el ciclo (Figura 1). Las temperaturas fueron frescas (Figuras 1 y 2) y el cociente fototermal intermedio (Figura 3).

Figura 1: Precipitaciones, evapotranspiración y balance hídrico decádico, expresados como lámina de agua útil (valores positivos) o déficit de evapotranspiración (valores negativos). Cuando el almacenaje cae por debajo dentro del área celeste, la demanda del cultivo podría no ser abastecida completamente, generando un déficit de evapotranspiración. Valores acumulados cada 10 días en mm. Trigo, EAS Ferré, año 2017. Agua útil inicial (190 cm) 190 mm. Precipitaciones totales durante el ciclo 323,7 mm.
En la Figura 3 se presenta el cociente fototermal (Q) (Fisher, 1985), el cual representa la relación existente entre la radiación efectiva diaria en superficie y la temperatura media diaria, y es una medida del potencial de crecimiento por unidad de tiempo térmico de desarrollo. En 2017 se verificaron pocos días nublados y las temperaturas fueron medias, determinando un cociente fototermal normal para la localidad, (Figura 3 y Tabla 3), mejor que la campaña 2016 pero bastante inferior al año 2009, el más favorable de los últimos 20 ciclos. Las condiciones de llenado fueron favorables, con temperaturas que se mantuvieron frescas (Figuras 2 y 3).

Figura 2: Horas diarias de insolación y temperaturas medias diarias en el período comprendido entre 1 de Setiembre y 31 de Octubre de 2017. Datos estación meteorológica INTA Pergamino.

Tabla 3: Insolación efectiva (hs), Temperatura media (Cº) y Cociente fototermal Q (T base 0ºC) para el período crítico del cultivo de Trigo en la localidad de Pergamino. 1 al 30 de octubre en 2010, y 15 de setiembre al de 15 de octubre en el resto de los años.

Índice de Vigor: 1 mínimo 5-máximo. Considera crecimiento, uniformidad, sanidad y aspecto general del cultivo en la parcela evaluada. NDVI: Índice de vegetación normalizado.

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

* Los rendimientos, cuyos promedios alcanzaron a 5577,5 kg ha-1, fueron muy satisfactorios gracias a una combinación favorable para el cultivo: perfil completo a la siembra y lluvias acotadas durante el ciclo, juanto a buena insolación sin golpe de calor (Figuras 1, 2 y 3).
* El cultivo desarrollo su ciclo en un sitio baja fertilidad química. Los niveles de materia orgánica, P, S y Zn anticipaban una alta expectativa de respuesta a la fertilización.
* El efecto de tratamiento fue estadísticamente significativo (P=0,02, cv=7,8 %) (Tabla 4). La mayor parte de las estrategias de fertilización implementadas lograron incrementar los rendimientos (Figura 4), aunque la dosis de MapL 50 no fue suficiente. La respuesta a dosis fue de 13,5 kg trigo / kg MapL agregado.
* Como en el experimento de la campaña anterior (Ferraris, 2017), la combinación de media dosis de sólido al voleo anticipado y líquido como starter a la siembra (T7) presentó un muy buen comportamiento, sólo igualada por MapL 100 a la siembra (T4) (Figura 4). La incorporación de Zn a MapL (100 l ha-1) no incrementó los rendimientos en el presente experimento, aunque sí lo había permitido el año anterior en 265,6 kg ha-1 (Ferraris, 2017)
* Se confirma que aumentar las dosis de fertilizante impacta directamente sobre los rendimientos. El mayor salto se obtuvo con el nivel inicial, al pasar de 0 a 50 l ha-1, y el más reducido en el plateau de dosis, de 75 a 100 l ha-1. La fertilización particionada en más de una aplicación afecta en forma positiva los rendimientos, al disminuir los riesgos de escurrimiento y fijación (P), comunes cuando se aplica fertilizante en altas dosis.
* Algunas variables intermedias registradas en el ensayo se asociaron de manera positiva y significativa con los rendimientos. Estas fueron vigor (r2=0,88), NDVI medido por Green seeker (r2=0,87), intercepción de radiación (r2=0,86) y altura final de planta (r2=0,97). Es decir, la fertilización fosforada impacta especialmente en variables relacionadas con el crecimiento y acumulación de biomasa en el cultivo (Tabla 4).
* Los resultados obtenidos permiten aceptar las hipótesis que sugieren un efecto significativo de la fertilización fosforada, y la viabilidad de estrategias innovadoras de fertilización, que incluyen a los fertilizantes líquidos. Las recomendaciones de dosis deberían ajustarse según cultivo -siendo trigo uno de los más exigentes-, región y nivel de P inicial. La combinación de sólido al voleo y líquido es línea constituye a su vez una estrategia flexible, de buen balance de P y comportamiento agronómico. Se destaca la versatilidad de las fuentes líquidas para realizar combinaciones con otros fertilizantes, agregar microelementos y eventualmente otras moléculas, su facilidad de dosificación y alta tolerancia por el cultivo. El ajuste de las proporciones, dosis y momentos de aplicación es parte del trabajo futuro de investigación a realizar en esta temática.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA
* Barbagelata, P. 2011. Fertilización fosfatada para trigo y maíz en siembra directa: Diagnóstico de fertilidad y estrategias de fertilización. Actas Simposio Fertilidad 2011. IPNI-Fertilizar AC. pp. 90-97.

* Barraco, M., M Díaz Zorita, W. Miranda y C. 2015. Contribución de la fertilización con nitrógeno, fósforo y azufre a la productividad de maíz en la Pampa Arenosa pp116-119. Simposio Fertilidad 2015 “Nutriendo los suelos para las generaciones del futuro”. IPNI – Fertilizar Asociación Civil. 252pp.

* Bermudez, M. 2011. Cómo llevar a la práctica en gran escala el manejo sitio-específico de N y P. Simposio Fertilidad 2011. Rosario-Santa Fé, Argentina. p: 47-54

* Bianchini, A. 2003. Localización de fósforo en siembra directa. Simposio “El fósforo en la agricultura argentina”. IPNI Cono Sur. pp. 79-82.

* Bray, R and Kurtz, L.1945. Determination of total, organic, and available forms of phosphorus in soils .Soil Sci 59: 39 - 45.

* Ciampitti I. y F. García. 2007. Requerimientos nutricionales. Absorción y extracción de macronutrientes y nutrientes secundarios: Cereales, Oleaginosos e Industriales. Informaciones Agronómicas No. 33. Archivo Agronómico No. 11. pp. 1-4. IPNI Cono Sur. Acassuso, Buenos Aires.

* Dhillon, J., Torres, G., Driver, E., Figueiredo, B., & Raun, W. R. (2017). World Phosphorus Use Efficiency in Cereal Crops. Agronomy Journal.

* Edwards, C. L., & Ruiz Diaz, D. (2016). Evaluation of Phosphorus Source and Chelate Application as Starter Fertilizer in Corn. Kansas Agricultural Experiment Station Research Reports, 2(6), 4.

* Fageria, N. K., He, Z., & Baligar, V. C. (2017). Phosphorus Management in Crop Production. CRC Press.

* Ferraris, G. 2008. Fertilización de la Soja. pp 261-278. En: R. Melgar y M. Díaz Zorita (eds). Fertilización de cultivos y pasturas. 2da edición ampliada y actualizada. 569 pp.

* Ferraris, G. 2010. Dosis y localización de fuentes fosforadas en trigo en el norte, centro y oeste de Buenos Aires. Campañas 2008, 2009 y 2010. En: Jornada de Cultivos de Invierno INTA-AIANBA 2010. 7 pp.

* Ferraris, G. 2016. Estrategias de nutrición con fosforada en Trigo: alternativas al enfoque tradicional. Informe de resultados. 7 pp.

* Ferraris, G., F. Mousegne, et al. 2008. Efecto aditivo del agregado de diferentes nutrientes en maíz en el norte, centro y oeste de la provincia de Buenos Aires. En: IVJornada de Maíz INTA EEA Pergamino-AIANBA. 14 pp.

* Ferraris, GN., M. Toribio, R. Falconi, y L. Couretot. 2015. Efectos de diferentes estrategias de fertilización sobre los rendimientos, el balance de nutrientes y su disponibilidad en los suelos en el largo plazo pp137-142. Simposio Fertilidad 2015 “Nutriendo los suelos para las generaciones del futuro”. IPNI – Fertilizar Asociación Civil. 252pp.

* Gregoret, M.C., M. Díaz Zorita, J. Dardanelli, y R.Bongiovanni. 2011. Regional model for site-specific corn nitrogen fertilization rainfed in Haplustolls of the central pampas, Argentina. Precision Agriculture. 12(6):831-849.

* Gutierrez Boem F., F. Garcia, y M. Boxler. 2010 ¿Qué tan distintos son los niveles críticos de fósforo disponible para soja, maíz y trigo? En: Actas XXII Congreso Argentino de la Ciencia del Suelo. Fertilidad de Suelos y Nutrición Vegetal. Rosario, Santa Fe.

* Gutierrez, Boem F.H. y G. Thomas. 1998. Phosphorus nutrition affects wheat response to water deficit. Agronomy Journal 90: 166-171.

* Hashmi, Z. U. H., Khan, M. J., Akhtar, M., Sarwar, T., & Khan, M. J. (2017). Enhancing phosphorus uptake and yield of wheat with phosphoric acid application in calcareous soil. Journal of the Science of Food and Agriculture, 97(6), 1733-1739.

* Monreal, C. M., DeRosa, M., Mallubhotla, S. C., Bindraban, P. S., & Dimkpa, C. (2016). Nanotechnologies for increasing the crop use efficiency of fertilizer-micronutrients. Biology and fertility of soils, 52(3), 423-437.

* Naville, R., C. Cerliani, G. Balboa, G. Martinez Bologna, y G. Espósito. 2015. Dosis y momento de aplicación de fósforo por zonas de manejo en maíces tardíos del sur de Cordoba pp159-164. Simposio Fertilidad 2015 “Nutriendo los suelos para las generaciones del futuro”. IPNI – Fertilizar Asociación Civil. 252pp.

* Vázquez, M. 2002. Balance y fertilidad fosforada en suelos productivos de la región pampeana. Informaciones agronómicas del Cono Sur. Edición especial sobre el simposio “Enfoque sistémico de la fertilización fosforada”, XVIII Congreso Argentino de la Ciencia del Suelo. Puerto Madryn- Chubut, Argentina. 16: 3-7.

* Weiss,M.; Baret, F.; Smith, G.J.; Jonckheered, I. and Coppin,P. 2004. Review of methods for in situ leaf area index determination, part II: Estimation of LAI, errors and sampling. Agric. and For. Met., 121: 37-53.

* Wiens, J. T. (2017). Agronomic and Environmental Effects of Phosphorus Fertilizer Application Methods (Doctoral dissertation).Sainz Rosas, H., H.E. Echeverría, y H. Angelini, 2012. Fósforo disponible en suelos agrícolas de la Región Pampeana y Extrapampeana argentina. RIA Volumen 38- Nº1.pp 33-39.